top of page
Buscar

Experiencias | Planet&Salomé

Inauguramos un nuevo espacio en nuestro Blog contando la experiencia y el gran ejemplo de Salomé.

6 meses desde que comenzó a trabajar para conseguir sus objetivos.

Conoce su experiencia/cambio y ejemplo de superación.

¿Qué te hizo dar el paso de venir a Planet life gimnasio?

Toda mi familia ha estado apuntada en algún momento a este gimnasio, desde que abrieron hace 16 años se ha caracterizado por tener muy buenas instalaciones. Pero sin duda lo mejor es el buen ambiente que hay siempre y los grandísimos profesionales que están a su cargo, el motivo principal por el que decidí venir a este y quedarme es porque desde el primer día han estado pendientes de que consiguiera mis objetivos y de guiarme por el camino correcto, siempre han estado alerta para enseñar, corregir o mejorar cualquier ejercicio.


¿Cuáles eran tus objetivos? ¿Son diferentes a los de ahora?

Cuando llegué mi objetivo era comenzar una “vida sana”, comer de forma correcta, hacer ejercicio y coger algo peso de forma adecuada, ya que mi IMC estaba muy por debajo de lo normal y eso estaba pasando factura a mi organismo, y con eso me daba por servida.

La verdad es que no tenía mucha confianza en mi, pensaba que no tardaría mucho en dejarlo.


Ahora, 6 meses después, mi forma de pensar ha cambiado totalmente, mi objetivo ahora es estar cada día más fuerte y buscar mi mejor versión. Ahora conozco mucha más información sobre el mundo fitness y me gustaría seguir en etapa de volumen para luego rematar con un periodo de definición y llegar a ser una mujer fuerte, resistente y sana, además de conseguir un cuerpo tonificado. Mi objetivo nunca fue este, lo que pasa que una vez que ves cambios te emocionas tanto que quieres más.

Empezar por metas pequeñas y conseguirlas te llevará a pensar en metas gigantes.

"Ahora, 6 meses después, mi forma de pensar ha cambiado totalmente,

mi objetivo ahora es estar cada día más fuerte y buscar mi mejor versión."


¿Cómo definirías el momento de venir a entrenar?

El entrenamiento es completamente mi momento del día, lo primero que hago al llegar al gimnasio es activar el modo “no molestar” del teléfono. Cuando estoy allí (o incluso haciendo las rutinas en casa durante el mes que hemos estado confinados) mi objetivo es mejorar cada día los ejercicios, ya sea mejorando la técnica, aumentando peso…

Es el momento del día en el que se olvida cualquier problema de fuera, en el que estoy centrada en cada ejercicio y en hacerlo lo mejor posible.


Ahora mismo es una de las cosas que más me gusta hacer, pero también reconozco que hay días en los cuales por una cosa o por otra no me encuentro anímicamente bien y voy más apagada, pero es llegar allí y se olvida todo, como he dicho antes, te centras en ti y en tu cuerpo y es como salir totalmente renovada, sin olvidar que siempre vas a ser recibida con una sonrisa por parte del equipo planet.

Yo salgo del gimnasio cada día más contenta, ir viendo mi progreso es una satisfacción enorme, mejorar la técnica o aumentar peso es algo que me hace estar orgullosa de mi.

"El entrenamiento es completamente mi momento del día."


¿Cómo estás ahora? ¿Diferencias entre Salomé de hace 6 meses y hoy?

Soy una persona totalmente diferente. Por fuera se ve que estoy mucho mejor que antes, mi cuerpo ha pegado un gran cambio, es lo primero que se nota y yo me veo cada día mejor, que hacía mucho tiempo que no lo hacía.

Pero sin duda para mi el mayor cambio ha sido por dentro, primero destacaría que cada día me siento más segura de mi misma, ahora mismo creo que me atrevería a hacer cualquier cosa, además estoy orgullosa de mi y me encuentro cada día más a gusto conmigo misma.

Ahora confío mucho más en mi, antes de hacer algo me digo a mi misma que lo voy a conseguir, intento siempre hacer las cosas lo mejor posible.

Uno de los cambios que más he notado es que he dejado de ser tan negativa, ahora intento sacar de cualquier cosa algo bueno o un aprendizaje para el futuro.

Antes estaba demasiado centrada en la carrera, mi vida se basaba en estudiar y poco más, me había dejado de lado a mí, no hacía ejercicio y además mi alimentación era pésima, solo comía “cosas rosas” (pechuga de pavo, leche desnatada, y todos aquellos productos “light” que hubiera en el supermercado). No descansaba lo suficiente y vivía con mucho estrés.


"sin duda para mi el mayor cambio ha sido por dentro, primero destacaría que cada día me siento más segura de mi misma, ahora mismo creo que me atrevería a hacer cualquier cosa, además estoy orgullosa de mi y me encuentro

cada día más a gusto conmigo misma"


Cuando nos confinaron en marzo, tantas horas en casa me hicieron “aterrizar” y darme cuenta de que la vida estaba pasando y yo no la estaba disfrutando.

Ahora mismo quizá esté siendo egoísta, pero mi vida está enfocada en mi, estoy buscando mi mejor versión, por dentro y por fuera.

Me organizo mucho mejor cada día, ahora mismo lo más importante para mi es entrenar, comer bien, descansar y disfrutar cualquier momento que se presente por pequeño que sea.

Desde que empecé en junio, he cogido una rutina y soy mucho más feliz, la gente sigue sin comprender como puedo seguir la dieta todos los días o como puedo seguir yendo al gimnasio aunque sea verano o navidad, pero si algo me caracteriza es que soy una persona muy constante, y cuando me propongo algo voy al 100% a por ello. Quizá esto no sea muy bueno porque cuando se me mete algo en la cabeza, es más fácil sacarme la cabeza que la idea, pero por otra parte implica que cuando me propongo algo lucho por ello como si no hubiera un mañana. Sigo enfrentándome a mi pensamiento perfeccionista y mi necesidad de tenerlo todo bajo control, porque la clave está en ser responsable, pero también en disfrutar un poco la incertidumbre de la vida. Menos estrés y más satisfacción.